RECLAMACIÓN DE ASPU NACIONAL

Bogotá D.C.  20 DE JUNIO DE 2012.

 SEÑORES (AS)

RECTORES

MIEMBROS DE LOS CONSEJOS SUPERIORES.

MIEMBROS DE LOS CONSEJOS ACADÉMICOS.

DECANOS DE FACULTAD

JEFES DE DEPARTAMENTO.

PROFESORES DE BASE.

DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS COLOMBIANAS.

E.S.M. Estimados directivos universitarios y colegas reciban un cordial saludo de la Asociación Sindical de Profesores Universitarios ASPU.

Como es de su conocimiento nuestra organización tiene como razón de ser la defensa de los derechos laborales de los profesores universitarios y la defensa de la Universidad Pública.

En cumplimiento de esos objetivos desde hace más de 10 años viene planteando en las diferentes universidades públicas del país la necesidad de que estas modifiquen la política de vinculación de profesores para ajustarla a lo establecido al respecto en la Constitución Nacional,  en la Ley y en los Estatutos de cada universidad.

 

Como el cambio no se ha producido y por el contrario cada vez crece mas en número de colegas vinculados bajo esas dos modalidades temporales, hemos decidido entablar un diálogo directo con todos y cada uno de los colegas y directivos que intervienen en el proceso de selección de profesores en todas las  universidades  públicas  del país, con el  fin de  involucrar  en  el debate  a quienes por sus funciones y competencias toman la decisión y por tanto asume responsabilidades legales al respecto.

POLÍTICA DE VINCULACIÓN DE PROFESORES UNIVERSITARIOS.

La política que se ha implementado en las universidades es la de vincular profesores ocasionales y catedráticos para atender las funciones de docencia, investigación y extensión, que son las misionales de toda Universidad, aunque en la mayoría de las universidades se restringen las funciones de los profesores temporales a las de docencia.

El criterio que ha predominado  en las universidades para tomar la decisión de vincular profesores en esas dos modalidades es el financiero (economicista): como el presupuesto de la universidad no alcanza para vincular profesores a la planta, deben vincularse ocasionales y/o catedráticos para atender la oferta académica que de manera permanente tiene la universidad: oferta de cursos regulares y no regulares, actividades de investigación y de  extensión, inclusive para realizar actividades de dirección académica administrativa. Esta medida reduce los costos laborales de la universidad.

 

Esa política ha conducido a que en el momento cerca del 80% de los profesores universitarios de las universidades públicas del país, estén contratados bajo una de estas dos formas de vinculación temporal.

El tiempo por el que se vincula a la universidad a los profesores mal llamados ocasionales y catedráticos por lo general es de 4 meses cada semestre académico, tiempo inferior al del semestre calendario. En consecuencia, en el mejor de los casos, estos profesores se vinculan formalmente a la universidad por 8 meses al año.

Las actividades realizadas por los profesores ocasionales y catedráticos son las mismas que realizan los profesores de planta: algunos solo docencia, otros atienden actividades de investigación y extensión. La mayoría de estos profesores realizan actividades que de carácter permanente ofrece la universidad, en sus programas regulares, en asignaturas de carácter obligatorio

 

o en énfasis adoptados de manera permanente, y no para atender actividades ocasionales que la universidad requiera por menos de un año.

EFECTOS DE LA POLÍTICA DE VINCULACIÓN DE DOCENTES.

 La política de vinculación de docentes que se ha adoptado durante  los últimos años en las universidades públicas colombianas ha producido los siguientes efectos:

  1. La vulneración del Derecho al Trabajo de muchos profesores universitarios, en especial de su derecho a la estabilidad laboral que es el principio fundamental, y los demás mínimos derechos laborales que la Constitución Nacional y la Ley consagran en favor de los trabajadores colombianos, derecho a un salario digno, a las prestaciones sociales, a la seguridad social: los profesores llevan 5, 10 y hasta 20 años padeciendo vinculaciones cada 4 meses, en algunos casos presentándose a concursos de méritos para acceder al mismo cargo pero de manera temporal.
  2. De otro lado se está afectando la calidad del proceso educativo y el cumplimiento de las tres funciones que obligan a las IES que tienen o dicen tener el estatus de Universidad, por cuanto la actividad que se está privilegiando en la contratación de los profesores es la de docencia, descuidando de manera grave la investigación y la extensión; en conclusión la universidad no está cumpliendo a cabalidad con la función social que le corresponde y de la que deriva el trato especial que le reconoce la Constitución y la ley, es decir su AUTONOMÍA.
  3. Esta política  ha acabado  con la Carrera Docente en las universidades públicas del  país, esta solo existe en el papel de sus  Estatutos. Por su naturaleza,  los profesores “ocasionales” O “de vinculación especial”  y los “catedráticos”, que son cerca del 80% de los profesores de las universidades públicas del país, no ingresan ni ascienden en el escalafón docente, sus derechos y funciones no se adecúan a una categoría del escalafón formal existente. La razón de ser de la carrera docente de ser garantía de la excelencia académica en la universidad y  de estabilidad del servidor público docente, ha perdido el sentido, no existe en nuestras universidades. Para concluir que con la  política implementada en las universidades, también se violan estos otros derechos reconocidos constitucional y legalmente en favor de los profesores universitarios de las universidades públicas, en su calidad de servidores públicos o trabajadores al servicio del Estado colombiano.

QUÉ HA DICHO LA JURISPRUDENCIA CONSTITUCIONAL AL RESPECTO:

 La Jurisprudencia Constitucional se ha pronunciado de manera clara y reiterada sobre la forma irregular como de hecho se vienen vinculando las personas a las diferentes entidades del Estado. Lo hizo la Corte Constitucional recientemente en la Sentencia C-614 de 2009 refiriéndose a todos los servidores públicos del país, como ya lo había hecho la misma Corte mediante Sentencia C-006 de 1996 refiriéndose específicamente a los profesores de las universidades públicas del país.(Ver documento adjunto de ASPU sobre Vinculación de Docentes)

En la Sentencia C-614 de 2009 la Corte hace un llamado a los órganos de Control del Estado para que en ejercicio de sus competencias determinen  el cumplimiento de la Constitución y la ley, en materia de derechos laborales, por parte de los funcionarios de las entidades del Estado- empleador, esto es por parte de quienes deciden cómo y cuándo se vincula un servidor público, en nuestro caso un profesor universitario.

Son órganos de control del Estado: la Procuraduría General de la Nación, la Contraloría, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo. Cada una de estas instancias tiene definidas sus competencias para actuar frente a cada uno de los servidores públicos y frente a las entidades públicas respectivas.

La Procuraduría determina si el funcionario ha cumplido sus deberes consagrados en la Constitución y en la Ley, establece la existencia de faltas disciplinarias en caso de incumplimiento y define las correspondientes sanciones.

La Contraloría determina la existencia o no del detrimento patrimonial que ocasionen las demandas administrativas que los afectados con las decisiones administrativas de vinculación de profesores,  presenten en contra de la universidad.

La Fiscalía tiene competencia para investigar los presuntos delitos de falsedad documental, abuso de autoridad, o fraude a resolución judicial en los que pudieren incurrir quienes intervienen en la definición de la vinculación de los profesores universitarios. En especial cuando se actúa a sabiendas, esto es, advertido previamente de las posibles consecuencias que puede tener su decisión.

RESPONSABLES DE LA DECISIÓN DE VINCULAR A LOS PROFESORES UNIVERSITARIOS.

 La mayoría  de los remitidos en este escrito tienen la condición de servidores públicos en la modalidad de empleado público docente, algunos en comisión para desempeñar funciones administrativas o académico-administrativas.

Todos los remitidos intervienen en menor o mayor medida en la definición de la vinculación de los profesores universitarios a su respectiva universidad, así:

Los profesores de cada departamento (unidad académica) son quienes deben definir el número y la modalidad en que deben vincularse los profesores que requiere el departamento al que pertenecen, para cubrir con calidad la oferta académica que de ellos depende. Son profesores de cada departamento quienes Integran los Comités de Selección de profesores y quienes definen los perfiles requeridos. Para el cumplimiento de esta labor  todos los profesores, no solo los directivos, deben aplicar los criterios de protección del Derecho al Trabajo consagrados en la Constitución y en la ley y recordados en las Sentencias de las altas Cortes referidas en el presente escrito; han dicho las Cortes: debe observarse si se trata de vincular a la entidad (Universidad) una persona para realizar actividades misionales de carácter permanente, caso en el cual deben ser atendidas por un profesor de los vinculados a la planta y si ello no es posible y las necesidades académicas lo ameritan debe solicitarse la vinculación de otro profesor de planta, de tiempo completo o de medio tiempo según la necesidad; o si realmente son actividades que la universidad requiere sólo por un período de tiempo, por un termino inferior a un año, caso en el cual debe solicitarse la vinculación de un profesor ocasional;  o si se trata de actividades académicas que por su especialidad no puedan ser cubiertas por un profesor de los que se encuentran vinculados a la planta y si por personas que solo pueden vincularse de manera parcial con la universidad, caso en el cual debe contratarse a esa persona como profesor hora cátedra, por lo general por no más de 9 horas semanales.

 

Los Jefes de Departamento intervienen en la definición de los perfiles docentes que su unidad  académica requiere para cubrir con calidad la oferta académica e integran los Comités de Selección de docentes. Son quienes informan a la dirección de su Facultad el número de profesores ocasionales y catedráticos  que su unidad académica, el Departamento, requiere. Tienen el deber de constatar que se estén cumpliendo a cabalidad las normas constitucionales y legales que protegen el derecho fundamental al trabajo digno y la calidad del servicio educativo.

Los Consejos de Facultad definen el número y las modalidades de profesores que requiere la Facultad, con base en la información recibida de las instancias anteriores. Tienen el deber de constatar que se estén cumpliendo a cabalidad las normas constitucionales y legales que protegen el derecho fundamental al trabajo digno y la calidad del servicio educativo.

Los Decanos presiden los Consejos de Facultad y comunican a la dirección de la Universidad el número de profesores de planta, ocasionales y catedráticos  que su unidad académica, la Facultad, requiere. Tienen el deber de constatar que se estén cumpliendo a cabalidad las normas constitucionales y legales que protegen el derecho fundamental al trabajo digno y la calidad del servicio educativo.

La Vicerrectoría Académica consolida la información recibida de las Facultades y, a través del Rector, la presenta a consideración del Consejo Académico. Tiene el deber de constatar que se estén cumpliendo a cabalidad las normas constitucionales y legales que protegen el derecho fundamental al trabajo digno y la calidad del servicio educativo.

 El Rector de la Universidad preside el Consejo Académico y es quien le presenta  las necesidades de vinculación de docentes a la universidad, con base en la información recibida de las instancias anteriores. Tiene el deber de constatar que se estén cumpliendo a cabalidad las normas constitucionales y legales que protegen el derecho fundamental al trabajo digno y la calidad del servicio educativo.

El Consejo Académico, integrado entre otros miembros por todos los Decanos, o por una representación de los mismos,  adopta la decisión sobre la necesidad de vinculación de profesores a la universidad y la recomienda al Consejo Superior. Tiene el deber de constatar que se estén cumpliendo a cabalidad las normas constitucionales y legales que protegen el derecho fundamental al trabajo digno y la calidad del servicio educativo.

En muchas universidades el Consejo Superior toma la decisión final de vinculación de profesores de planta, ocasionales y catedráticos a la universidad. En todas las universidades al Consejo Superior le compete definir las políticas generales de la universidad entre ellas la política laboral.  Tiene el deber de constatar que se estén cumpliendo a cabalidad las normas constitucionales y legales que protegen el derecho fundamental al trabajo digno y la calidad del servicio educativo.

En muchas oportunidades el Consejo Superior de acuerdo con las recomendaciones de la Vicerrectoría Administrativa reduce el número y la modalidad de vinculación de profesores, en relación con la recomendación hecha por la Vicerrectoría Académica, atendiendo al criterio financiero (economicista): los recursos disponibles son insuficientes para vincular el número de profesores requerido por la universidad y/o en las modalidades solicitadas. (Planta TC, planta MT)

IMPORTANCIA DE DEFINIR LAS PLANTAS DE PROFESORES QUE LAS UNIVERSIDADES REQUIEREN:

 Hoy la mayoría de  universidades públicas del país tienen a la  mayoría de los profesores vinculados a ellas,  por fuera de la planta. Lo que significa que la mayoría de profesores universitarios del país tienen una condición de “temporales”, algunos mal denominados ocasionales, otros catedráticos, en algunas universidades los denominan profesores de vinculación especial,  por cuanto su vinculación se hace por un período de tiempo determinado o a término fijo.

El trabajo misional de las universidades públicas del país está soportado por los profesores “temporales” que son la mayoría frente a los de planta.

Es importante que aparezca probada objetivamente la necesidad de ampliar las plantas docentes en las universidades, para  que las universidades puedan soportar la reclamación que deben hacer al Gobierno Nacional, de transferir más recursos para su funcionamiento con calidad.

Y ello se logra si los profesores y directivos académicos definen  responsablemente el número de profesores  ocasionales y catedráticos a vincular atendiendo  a las necesidades reales de la universidad en concordancia con la naturaleza jurídica de dichas modalidades y  no toman la decisión condicionados por los recursos disponibles. Debe hacerse evidente la diferencia entre  la necesidad real de contratación docente que tiene  la universidad frente a dichos recursos disponibles, esa diferencia será la que debemos reclamar al gobierno nacional.

En términos prácticos y como medida transitoria, mientras se resuelve de manera definitiva la situación, la Universidad debe hacer todo el esfuerzo para que la vinculación de los profesores mal llamados ocasionales y catedráticos se haga por períodos académicos completos de 6 meses y de esa forma aliviar un tanto su situación salarial, prestacional y de seguridad social que se ve gravemente afectada por la contratación a 4 meses al semestre y 8 meses al año.

Nuestra hipótesis es que las universidades en general,  no tienen actualizada la planta docente y mantiene un número muy grande de profesores mal vinculados  en la modalidad de ocasional, o de vinculación especial y de catedrático, los que no integran la planta docente, contrariando mandatos constitucionales y legales, puesto que debería haberlos vinculado a la planta con el cumplimiento de los requisitos exigidos para ello; y que esa decisión de no vincularlos a la planta, la ha tomado la universidad presionada por las dificultades de orden financiero que la obligan a reducir sus costos laborales.

En ASPU tenemos claro que las universidades sí requieren vincular profesores ocasionales y catedráticos para el cumplimiento de sus funciones misionales, pero ello deben hacerlo dentro de los términos que la Constitución y la Ley  se los permite. Esto es, estamos claros que no todos los profesores vinculados a la universidad en la modalidad de ocasionales y catedráticos están vinculados ilegalmente.

La situación laboral planteada ha llegado a límites inadmisibles en las diferentes entidades del Estado y en la vía de solucionarla la H. Corte Constitucional  expidió la Sentencia C-614 de 2009 reiterando jurisprudencia anterior. Y es esa la razón por la cual la Contraloría General de la República y el Ministerio del Trabajo hayan iniciado una serie de acciones tendientes a hacer respetar los derechos de los trabajadores del Estado entre los cuales nos encontramos los profesores universitarios, que se vienen violando a través de diferentes formas de contratación supuestamente temporales. Hacen parte de esas acciones, la Circular 048 del 2011 del Ministerio del Trabajo y la ADVERTENCIA realizada por la señora Contralora General de la República, Dra. Sandra Morelli Rico,  mediante auto de 26 de febrero de 2012, dirigida a los representantes legales, a los jefes de control interno y demás autoridades del sector público que intervienen en la estructuración del presupuesto de sus respectivas entidades para el año 2013 para que se ajusten a la orden impartida por la Corte Constitucional “ conforme a lo previsto en la constitución y en las leyes indicadas ajusten los gastos de funcionamiento a la medida real y adecuada de sus necesidades y cumplimiento misional y hagan los trámites tendientes a la  creación de las plantas de personal para las funciones de carácter permanente…….

…………………………………….

La Contraloría General de la República ejercerá el Control posterior sobre las acciones adelantadas por las entidades advertidas…………….-

 

La Petición que estamos haciendo desde ASPU es  que todos los involucrados en estos procesos académicos administrativos de vinculación de profesores a la universidad, asumamos la responsabilidad que nos corresponde, sentemos expresamente nuestra posición frente a las Sentencias de las altas Cortes y los requerimientos de los Órganos de Control del Estado y participemos activamente en la definición de una política de vinculación de profesores que respete los derechos laborales a todos los profesores vinculados a la universidad, no solo a  los de planta. Para revertir la actual situación y que los profesores mal llamados ocasionales y catedráticos no sigan asumiendo  una parte considerable del déficit financiero de las universidades públicas, a costa de sus derechos laborales. Al Consejo Superior debe llegar la propuesta de “política de vinculación de docentes” construida desde la comunidad académica, para que este la adopte como tal. De esa forma estaremos ejerciendo la  autonomía universitaria que la Honorables Corte Constitucional ha reconocido en cabeza de los estamentos. Si no ejercemos la autonomía que nos corresponde no podemos esperar que se nos respete, otros tomarán el lugar de decisión que nosotros abandonemos.

Si realizado este ejercicio, llegamos a la conclusión que el problema real radica en la insuficiencia de presupuesto para hacer las contrataciones como deben ser, unamos nuestras voces y nuestros esfuerzos, como comunidad académica en ejercicio de la autonomía que nos garantiza la Constitución Política, para reclamar del Estado los recursos necesarios para que las universidades podamos cumplir con calidad con nuestras funciones esenciales de docencia, investigación y extensión y  con la función social que como institución de educación superior se nos demanda. Es el cumplimiento de los principios, fines y objetivos de la Universidad los verdaderos indicadores de la calidad de la misma.

Esperamos un cambio de actitud en relación con el tema planteado, así como sus respuestas, comentarios y aportes a la presente solicitud, los que pueden dirigir a los  correo de ASPU Nacional:

asospu.bog@gmail.com;

aspu.col@gmail.com;

o al de la vicepresidencia nacional:

gcarbol@unicauca.edu.co

o al de ASPU SECCIONAL………………… quien a su vez las remitirá a la oficina nacional.

aspuca@unicauca,edu,co

De los señores profesores con toda atención:

Pedro Hernández Castillo

PRESIDENTE NACIONAL DE ASPU     

Gloria Cecilia Arboleda F.

VICEPRESIDENTA NACIONAL

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.

Donde estamos

Cra. 44 No. 45-67 Bloque B3 NIvel 7
Bogotá, Colombia
Tel. 2227413

Acceso de usuarios